PASOS A SEGUIR PARA LA CANCELACIÓN DE UNA HIPOTECA

Además de haberse reducido drásticamente la firma de hipotecas, la crisis también ha conseguido que se reduzcan las cancelaciones de las mismas aunque no en la misma medida que hace unos años. Para saldar este tipo de carga financiera de la forma correcta, es necesario seguir una serie de pasos legales y correr con ciertos gastos que podríamos resumir en los siguientes pasos:

Cancelación de préstamo hipotecario

Cancelación de préstamo hipotecario


1. Banco: hay que abonar la cantidad pendiente de amortizar y la comisión por cancelación. Esta depende del capital que se prestó y de la entidad en cuestión, pero normalmente oscila entre un 0,25% y un 0,5%.
2. Certificado de deuda cero: una vez pagado todo en el banco, hay que pedirles que lo expidan. Muchos bancos cobran más de 100€ por entregar este documento, aunque en teoría debe ser gratis.
3. Provisión de fondos: en caso de que el banco sea quien se encargue de realizar todo el proceso restante. Las gestorías, por su parte, cobran por lo general entre 200€ – 400€ y es por esto que las organizaciones de consumidores recomiendan que en caso de que el cliente tenga tiempo y sea posible, se ahorre este gasto y haga los trámites por su cuenta.
4. Notaría: con el certificado, se pide cita para firmar la escritura pública de cancelación del préstamo. No es necesaria la presencia del cliente, se puede acudir a cualquier notario y tampoco hace falta que sea el mismo donde se suscribió la hipoteca. Desde el 11 de mayo de 2012 y mediante el RD-Ley 18/2012, los honorarios de los notarios son al menos de 90€.
5. Hacienda: se acudirá para solicitar el formulario del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). La cancelación está sujeta a este impuesto, pero está exento de pago.
6. Registro de la Propiedad: cuando ya se tiene toda la documentación, se acude para hacer efectiva la cancelación. Las asociaciones de consumidores indican que no es obligatorio y pasados 20 años el Registro cancela la hipoteca sin coste alguno, pero si no se da este paso aparecerá la existencia de una hipoteca vigente y será más difícil conseguir crédito. Transcurridos al menos 15 días, el registro avisa para pasar a retirar los documentos y liquidar la minuta. Los aranceles registrales son como mínimo de 24€, pero depende del valor de la hipoteca.
7. Nota simple: se puede pedir para comprobar que el cliente está libre de toda carga hipotecaria.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*