CEMENTERIOS DE VIVIENDAS

 

«El abandono es diferente de la decadencia, que es una disminución progresiva del valor o de vitalidad. La decadencia puede desembocar en el abandono». Kevin Lynch.

El profesor de economía de la Universidad de Barcelona, Gonzalo Bernardos, pronosticó en el año 2008 que la crisis inmobiliaria no había hecho más que comenzar y que las bajadas de precios de hasta el 50% en algunos lugares no iban a dejar atrás más que ciudades fantasma.
El tiempo le ha dado la razón y tras urbanizaciones como la del “pocero” han emergido otras pesadillas, tanto para los propietarios como para los constructores, repartidas a lo largo y ancho del país. Si usted quiere comprar, tiene donde elegir. Repasemos algunos de los muchos ejemplos de los disponibles.

Cementerios de viviendas

Cementerios de viviendas

Ciudad Valdeluz (Guadalajara).
La urbanización estaba estructurada en cuatro fases para 9.500 viviendas que podrían acoger a aproximadamente 30.000 habitantes. En julio de 2006 se procedió a la primera entrega de viviendas a los nuevos vecinos. En 2012 la urbanización acogía a 1.719 vecinos.

Costa Esuri (Ayamonte, Huelva).
Pensado como un complejo de lujo para atraer a inversores extranjeros, aceleraba las obras en 2006 pero en 2008 la duda ascendía a 7000 millones de Euros. Las obras que había se han paralizado y las que estaban finalizadas están la mayoría por vender. A día de hoy, nada parece indicar que continúen las obras.

Alto del Cuco (Piélagos, Cantabria).
La urbanización cuenta con 21.6ha repartidas en 400 viviendas. Fue paralizada y declarada ilegal en 2007. Había sido aprobada unos meses antes de que entrara en vigor el Plan de Ordenación del Litoral de Cantabria, y su construcción supuso una fuerte modificación de la topografía del Monte Picota, que linda con el Parque Natural de Liencres.

Estos son sólo algunos de los muchos ejemplos que hay en España de norte a sur y de este a oeste. Sueños rotos de la burbuja inmobiliaria que no terminan de ver la luz.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*